Arantxa Echevarría, directora del largometraje “Carmen y Lola” ha llenado CineCiutat en la tercera jornada del OUT! muestra de Cine de Diversidad Afectiva de las Islas Baleares. La película, premiada con dos goyas a la mejor dirección novel y a la mejor actriz de reparto por la interpretación de Carolina Yuste, narra la historia de amor de dos jóvenes gitanas.

Arantxa Echevarría ha dicho en la presentación que “Carmen y Lola” más que una película “es un milagro”. Ninguno de los actores del film es profesional, y la directora estuvo seis mesas haciendo casting hasta que encontró dos jóvenes “valientes y generosas” que tuvieran el atrevimiento de hacer este papel. Echevarría ha reconocido que ha estado muy difícil “mostrar un amor prohibido y diferente”. De hecho, considera su película “un canto a la diferencia”, y ha recordado a todos los presentes la importancia de ir a votar en las próximas elecciones, para “estar representados y conservar los derechos sociales que hemos conseguido”.

Transexualidad infantil
Durante la mañana ha tenido lugar en el Aljub de Es Baluard Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Palma la primera de las actividades paralelas de la Muestra, dedicada a la transexualidad infantil con la proyección del documental “Trans*happy”, dirigido por la mallorquina Marisa Candia, y el posterior coloquio coorganizado por Chrysallis Baleares, Asociación de Familias de Menores Transexuales, que da atención a unas 80 familias de las islas.

Al coloquio han asistido familiares y menores, que han destacado la importancia de que los nins y muñecas no tengan miedo a expresar su género, así como la dificultad que tienen algunas familias para aceptar la transexualidad de sus hijos e hijas. Así mismo, los miembros de Chrysallis han criticado el desconocimiento que hay en el mundo sanitario sobre la transexualidad infantil, y la necesidad del Protocolo para la Atención Sanitaria a las personas trans, presentado por el Gobierno de las Islas Baleares el pasado 28 de marzo.